Sao Paulo superó a Atlético Goianense en los penales y acompañará a Independiente del Valle en la final de la Copa Sudamericana.