Por esto el PSG pagó 60 millones por él: Marruecos perdía 2-1 y él empató así. Achraf Hakimi, el español de sangre africana, juega para Marruecos, hogar de su familia, y en el duelo contra Gabón fue el héroe ya que empató 2-2 con este golazo.