Boca Juniors y River Plate, ante la semana más importante del año

Boca Juniors y River Plate, ante la semana más importante del año

Lunes 4 Jul 2022

 En dos días sabrán si siguen estando de pie en el objetivo principal que los une. A las series de 180 minutos les quedan por delante los 90 que determinarán si la inversión valió la pena: clubes como River Plate y Boca Juniors decepcionarían si quedaran afuera en octavos de final de la Copa Libertadores. Con el nivel de los brasileños como vara, ambos se armaron para tratar de ganarla.

Al equipo de Marcelo Gallardo cuesta reconocerlo. Varios conjuntos argentinos supieron cómo jugarle en estos meses. Eso es lo que muchos no vieron cuando fue sorteada esta instancia de Copa: podría resultar un problema, y no un alivio, enfrentar a conjuntos compatriotas. Y así fue en la ida, ya que un Vélez dinámico y ambicioso lo redujo a una expresión pocas veces vista. Los rivales saben que deben partir de la intensidad para superarlo. Lo igualan en ese punto, y después le descubren fragilidades cuando lo atacan.

En cada encuentro importante del 2022, River padeció un error mayúsculo de uno de sus defensores. González Pirez regaló el gol en el superclásico; Paulo Díaz, el de la eliminación en la Copa de la Liga ante Tigre y David Martínez, el penal de Vélez. Los centrales bajaron mucho el nivel. Contra Huracán, fue una nueva muestra. El técnico, para colmo, no da en la tecla con los laterales. La sensación de vulnerable comienza con los mediocampistas, que no presionan. No ganan la batalla. No logran imponerse como debe pasar en un candidato a ganar un torneo internacional.

El viernes, Boca perdió sin atenuantes ante Banfield, que pareció bajar una velocidad en el segundo tiempo; el resultado podría haber sido mayor. Battaglia puso sólo suplentes, es cierto. Pero lo que le explotó el Taladro fue algo que podría suceder también con los habituales titulares: los espacios amplios entre los defensores y el arquero. ¿Tendrá Corinthians la velocidad para atacar de esa forma?.

La baja de Salvio destiñó un libro de pases que se había destacado por mantener a los que estaban. Igualmente, Boca está bien armado. Demostró en Brasil que sabe jugar este tipo de choques. Asegura el cero en el arco propio y tiene jerarquía del medio hacia arriba para golpear. Mañana demostrará, en definitiva, si está en condiciones de ratificar que se transformó en un equipo copero.

Flamengo se refuerza con un presupuesto muy alto. Palmeiras repite intérpretes y estilo en su apuesta por la tercera Libertadores. Aun así, parece un torneo en el que los argentinos pueden pelear a la par. Estudiantes es superior a Fortaleza y Vélez jugó como para para el elogio. Mientras, en un escalón más abajo, Talleres y Colón por lo menos sueñan. River Plate y Boca Juniors afrontan los octavos con el peso de la historia. Conocen de memoria que una derrota de ellos genera más ruido que la de cualquier otro en la Argentina. Saben, también, que tienen suficiente material como la ilusión.

Ver más: Riquelme lo quiere en Boca Juniors pero él lanzó la frase más duras de todas