El delantero demostró todo su enojo con la dirigencia del club que lo vio nacer como futbolista.