El video de presentación de Diego Costa con el Wolverhampton es realmente sorprendente. Aunque los lobos que acompañan al goleador sea una imagen muy atractiva para el público, el propio futbolista confesó que no la pasó bien a la hora de grabarlo.