Kylian Mbappé ya es más que Messi y CR7 en Mundiales, va por Pelé

Kylian Mbappé ya es más que Messi y CR7 en Mundiales, va por Pelé

Kylian Mbappé es un distinto, llamado a ser leyenda del fútbol

Martes 6 Dic 2022

 "Este Mundial es mi obsesión". Kylian M'bappé está en modo insaciable y huele sangre. Por eso, en la conferencia post triunfo sobre Polonia se delata afirmando que no habla con la prensa porque solo piensa en levantar la Copa más importante de todas con su selección por segunda vez a sus 23 años.

Sin dudas que lo que ha mostrado hasta el momento en Qatar es superlativo. Cinco goles en cuatro partidos con un par de dobletes. Dinamarca, Australia y Polonia ya lo padecieron y ahora que se agarre Inglaterra, su próxima presa, rival en cuartos de final.

A su edad ya sabe lo que es ser campeón ecuménico tras la obtención de Rusia 2018 y entre ambos torneos ya suma nueve goles en once juegos, una brutalidad digna de los grandes. Maradona a su edad había jugado una sola Copa (dos goles), Messi tenía dos participaciones (solo un gol) y Cristiano Ronaldo también contaba con un par (dos goles).

Solo Pelé se le asemeja porque su aparición fue descomunal: O Rei con solo 17 años marcó seis goles en Suecia 58 y luego, en Chile 62, solo anotó uno porque lo lesionaron ni bien arrancó el certamen. Ahora, la cifra total del astro data de 12 conquistas, marca que el francés tiene a tiro.

A este ritmo, la marca histórica de Miroslav Klose de 16 conquistas que lo ubica como goleador de toda la historia de los mundiales tampoco parece ser una utopía, claro que entre el alemán y el francés hay doce jugadores por superar: Lato, Muller, Cubillas, Batistuta y Lineker (10 goles), Klinsmann y Kocsis (11), Pelé (12), Fontaine (13), Gerd Muller (14), Ronaldo (15).

Deschamps sabe que tiene una joyita y lo mima full time. Por eso le da libertades futbolísticas en su flexible 4-2-3-1. Partiendo a la izquierda del ataque, sin libertades de creación (Griezmann es el cerebro) y con la ventaja de jugar con un 9 bien de referencia como Giroud, algo que le encanta.

En Qatar sus números asustan porque marca un tanto cada 59 minutos y su promedio de efectividad es arrasador con el 24% entre lo que generó y lo que terminó en la red rival. Hasta pudo descansar por el buen arranque Galo en la Copa (con Túnez fue suplente) llegando a cuartos de final con 74 minutos de juego por partido.

  Si bien es cierto que figura séptimo en la tabla de artilleros históricos de su país con 33 goles, por su corta edad, es una realidad que si mantiene el nivel pulverizará a Trezeguet (34), Benzema (37), Platini (41), Griezmann (42), Henry (51) y Giroud (52). Eso sí, de todos es el de mejor promedio con el 0,51 tras 63 juegos.

Iván Zamorano exclusivo con Bitbol: "¿Argentina-Brasil en semis? Yo voy con Argentina"

El dilema que se le plantea ahora a Southgate es cómo frenar al jugador del momento, porque irá mano a mano con Walker contra la raya y ahí será clave el doblaje que puede hacer Stones a las espaldas del lateral y la capacidad de retroceso de Henderson como volante por derecha.

El tema principal radica en la recepción con tiempo y espacio de M'bappé. Polonia, ejemplo fresco, lo dejó pensar en dos jugadas y el punta le perforó el arco a Szczsny. El tema es que esa no es su única bondad porque en el mano a mano es letal por su velocidad (39 km por hora), el más rápido de los 832 jugadores que llegaron a Qatar.

M'bappé y Giroud, letales

M'bappé y Giroud, letales

Este chico que debería estar cursando la Universidad como cualquier terrenal tiene una vida privada que intenta mantener en secreto. Rechazó todo tipo de propuesta publicitaria de comidas rápidas, casinos o alcohol (tapó la marca de cervezas del mundial las dos veces que recibió el MVP del partido), no sabe conducir y por eso va a todos lados con su chofer, es fanático del básquetbol y los video juegos y no figura por ningún escándalo del corazón.

Mientras Real Madrid lo acecha en cada mercado de pases, el francés renovó con PSG hasta 2025, con una clausula de salida de 180 millones. En París es amo y señor, quedando a solo diez goles de ser el goleador histórico del club, récord del uruguayo Cavani.

Tras las hurras de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, Kylian M'bappé está llamado a ser el nuevo dueño del mundo en una pelea mano a mano con Haaland. Con una diferencia, el noruego no compite en un seleccionado de nivel. El mundo, a sus pies.

 La razón por la que M'bappé no quiere darle publicidad a esta marca 

Esta nota habla de: