La patada que casi quiebra a Hazard

La patada que casi quiebra a Hazard

Viernes 14 May 2021

El Real Madrid goleó por 4-1 al Granada y quedó, ahora sí, como escolta solitario del Atlético de Madrid, por encima del Barcelona, y todavía aspirar a ganar el campeonato. Los de Zidane no tuvieron muchos problemas frente a un rival que dos semanas atrás derrotó muy bien al equipo de Koeman.

Más allá de este triunfo tranquilo, en el equipo Merengue Eden Hazard volvió a ser un jugador fantasma, ausente, sin incidir en nada en el ataque, salvo por la asistencia a Odriozola en el 3-1. 

El jugador, para colmo, fue castigado durante varios lapsos del partido y Domingos Quina fue uno de los que ajustició al belga con un pisotón que pudo haber terminado peor. Era para tarjeta roja, peor solo fue amonestado. Zidane lo reemplazó a los 77 minutos.

Esta nota habla de: