El delantero fue captado en un boliche de Bélgica