Opinión. Sí, Colombia ganó porque se animó a atacar

Opinión. Sí, Colombia ganó porque se animó a atacar

Por: Luis Guillermo Benito ParedesViernes 10 Sep 2021 9 horas atrás

 Colombia obtuvo una gran victoria contra la Selección Chilena porque se animó a atacar. Como se suele decir en territorio colombiano, desde el desayuno se sabe cómo va a ser el almuerzo; solo con la alineación presentada por Reinaldo Rueda se pudo denotar la necesidad y el hambre de triunfo luego de los empates ante Bolivia y Paraguay.

Lo primero fue el cambio en los laterales. En vez de William Tesillo jugó por la banda izquierda Yairo Moreno, que en ocasiones puede jugar inclusive en el medio campo; y por la derecha jugó Juan Guillermo Cuadrado. Con ellos dos, era clara la intención de atacar a Chile por ambas bandas.

También decidió alinear a Juan Fernando Quintero en la titular ante la falta de manejo y creatividad en el mediocampo en los partidos anteriores. Y finalmente colocó a la dupla en la delantera que mejor ha funcionado, Santos Borré y Miguel Ángel Borja.


La formación inicial lucía muy bien y funcionó perfectamente durante el primer tiempo. Todos salieron a presionar al rival en su propio campo. Adelantaron todas las líneas y con un ritmo endemoniado generaron varias opciones con facilidad. Inclusive los dos laterales salieron al ataque al mismo tiempo. La pasividad del equipo chileno era sorprendente, parecía un entrenamiento de Colombia.


Un gol anulado a Quintero, el doblete de Borja y la increíble opción sin arquero que desperdició Borré fue lo que quedó del primer tiempo. El marcador 2-0 a favor se quedaba corto para el equipo de Rueda.


Sin embargo, aprovechando el desgaste físico de Colombia y con tres sustituciones que cambiaron la figura táctica, los chilenos lograron meterse en el partido y acortaron la desventaja. Parecía que podían empatar. Rueda se estaba empezando a demorar en los cambios y estaba corriendo un gran riesgo. Solo hasta el minuto 69 se animó a mover el banco y lo hizo bien: salió Borré por Daniel Muñoz, que reemplazó a Cuadrado en la banda derecha; Cuadrado subió a colaborar en el medio campo, y Roger Martínez quedó como delantero en punta al reemplazar Borja.

Una gran asistencia de Martínez para Luis Díaz, la figura del partido junto con Borja, sentenció el partido para el 3-1 final.


Si Colombia se animara a jugar siempre como jugó en Barranquilla, podría clasificar fácilmente al mundial de Qatar. Es claro que tiene jugadores de sobra para enfrentar a cualquier selección de la Conmebol, pero la falta de ambición le ha impedido obtener mejores resultados.


Adelantar a los laterales para que le den profundidad ofensiva al equipo y tener un jugador creativo en el mediocampo fue lo que más hizo la diferencia ante Chile. No debería importar si se juega de local o de visitante o ni siquiera el rival, Colombia debería tener siempre la misma idea de juego para obtener mejores resultados.


Se viene una triple fecha muy complicada para la selección colombiana. Si encara los partidos contra Uruguay, Brasil y Ecuador como lo hizo contra Chile, puede sacar resultados muy importantes de dichos rivales.



Esta nota habla de: