Un final de escándalo: contradictorio fallo contra Byron Castillo