El Chelsea compra delanteros de área, pero a todos les va mal