¿Podrá ficharlo? Su dueño es innegociable