La conoció el mismo día que llegó a España: "Le tuve que pedir 30 veces para salir"

La conoció el mismo día que llegó a España: "Le tuve que pedir 30 veces para salir"

Miércoles 8 Ene 2020

Hay un refrán que dice que "debes luchar por eso que quieras hasta conseguirlo, aunque te cueste lo impensado". Pues bien, el volante croata Ivan Rakitic apeló a este dicho popular para intentar conquistar a quién es su esposa y madre de sus hijas, la española Raquel Mauri.

Cuando Rakitic firmó por el Sevilla desde el Schalke 04 de Alemania, ese mismo día, en una cafetería del hotel donde se hospedaba conoció de casualidad al amor de su vida: "¿Ves a esa camarera? Me voy a casar con ella" le dijo Rakitic a su hermano. Y así empezó todo.

"Le pedí salir entre 20 y 30 veces"

"Cada mañana iba al bar del hotel a por un café o una Fanta de naranja para poder verla. Lo único que sabía es que su nombre era Raquel. No hablaba ni una palabra de inglés, y a mí me pasaba lo mismo con el castellano. Así que todos los días le decía lo mismo: 'Buenos días, Raquel. Un café y una Fanta de naranja'".

"Estaba tomando una cantidad de café ridícula, creo que le pedí de salir entre 20 y 30 veces" recuerda Ivan pero Raquel no era fácil y tenía sus dudas con salir con alguien así: "Eres un futbolista. Podrías irte a otro país el año que viene... Así que lo siento, pero no" era siempre su respuesta.

Hasta que tras esos muchos intentos, Raquel aceptó salir en un almuerzo y allí empezó esa historia de amor que sigue hoy en la actualidad: "Cuando empecé a salir con ella tenía una motivación especial y mi carrera fue a otro nivel".