Era un amistoso pero fue y le metió una patada criminal

Era un amistoso pero fue y le metió una patada criminal

Lunes 22 Jul 2019

Los clubes europeos están en plena pretemporada y se pueden ya ver los primeros amistoso entre equipos de varios países, como en el caso del campeón de Europa, Liverpool, que se midió al Sevilla en el marco de la preparación para la exigente temporada que se viene.

Y si bien en estos partidos, los jugadores están a media máquina para no forzar posibles lesiones, por parte del Sevilla parece que no fue tan amistoso.

"Perdón, ha sido
un acto muy malo
de mi parte"

Porque el defensa francés Joris Gnagnon se molestó por una infracción contra su compañero Munir y en represalia fue y se descargó con el pobre Yasser Larouci, a quien le propinó una terrible patada de atrás, que le valió la roja directa.