2004: El año más extraño en la historia del fútbol

2004: El año más extraño en la historia del fútbol

Una temporada que difícilmente sea olvidada y también repetida, fue el año de batacazos, la rebelión de los equipos "chicos".

Por: Eddie Agustín MurphyMiércoles 19 Oct 2022

Es el año 2004, hay campeones que nadie esperaba, jugadores inéditos premiados y partidos que rompen con la monotonía futbolera. Los equipos grandes desaparecen de los diarios y es el momento de los inexpertos. Probablemente, no vuelva a suceder lo que ocurrió aquella temporada, a continuación los hechos más sobresalientes: 

Porto campeón de la Champions

Una de las Champions más atípicas de la historia y no solo por su campeón, también hubo inesperados desempeños de otros equipos que quedaron olvidados por la consagración del Porto. El 26 de mayo de 2004, alza la "orejona" por segunda vez en su historia, el equipo portugués, después de vencer al Mónaco en una final ajena a todo pronóstico. 

Luego de superar su grupo, en los octavos de final se cruzaron con el Manchester United de Alex Ferguson. Vencieron al equipo ingles y lo repitieron frente al Lyon. Cada paso que hacía el Porto, del otro lado de la llave, lo replicaba otro modesto equipo, el Mónaco. El equipo del principado iba derribando pequeños y gigantes para llegar al partido definitivo, dejó atrás al Lokomotiv de Moscú, al Real Madrid y al Chelsea

Porto campeón inesperado

Porto campeón inesperado

En las semis chocaron el Porto con el Deportivo La Coruña, los españoles eran otros que venían sorprendiendo. El Dépor venció a la Juventus y luego protagonizó una de las mejores series de la historia frente a un difícil AC Milan. El Dépor remontó un 4 a 1, los españoles se llevaron el partido y la serie con un 4 a 0 en su casa. El Porto los frenó en las semis. 

La final no fue reñida, los dragones azules fueron contundentes y le marcaron tres goles a un Mónaco que llegaba con ilusiones de ganar su primera Champions. El Porto fue un implacable campeón, dirigido por José Mourinho, solo perdió un partido en toda la edición, fue un título que quedará en el recuerdo y que catapultó al técnico portugués a la elite de los entrenadores.

Cienciano campeón de la Recopa Sudamericana

En el 2004 se debían enfrentar el campeón de la Copa Libertadores y el de la Copa Sudamericana del año anterior. Uno de ellos fue el Club Cienciano de Perú, que había alcanzado la gloria luego de ganarle la final de la Sudamericana a River Plate. Los de Cusco venían de dar el batacazo y luego la historia se repetiría, derrotarían a otro grande de Argentina. Boca juniors llegaba a la Recopa luego de ganar la Libertadores, en una época en la que tuvo un andar ganador y siempre protagonista en el continente, aun así, los equipos argentinos no pudieron con el Cienciano.

Las dos copas internacionales del Club Cienciano

Las dos copas internacionales del Club Cienciano

La final para los imperiales no pintaba fácil, el plantel de boca contaba con grandes nombres, uno de ellos era Carlos Tévez, que al minuto 33 marcó y acercó la copa para los de azul y amarillo. La final se jugó a partido único en Estados Unidos, no había revancha ni localías. Cuando todo parecía ser otro título para el xeneize, entró en escena Rodrigo Saraz y empató el match en el último respiro, llegaba el momento de los penales.

La efectividad estuvo del lado de Cienciano, los cuzqueños no fallaron ninguno y le pusieron presión a Boca, que erró dos y se quedó sin poder tocar la copa. Y así terminó la final de la Recopa Sudamericana 2004, el Club Cienciano venció a Boca y volvía a poner su nombre en la historia de América. Se convirtió en el único equipo de Perú en ser campeón internacional y nada más ni nada menos que frente a dos grandes del continente.


Once Caldas campeón de la Copa Libertadores 

El 1 de julio de 2004 hubo un nuevo campeón de la Copa Libertadores y nadie lo tenía entre los candidatos, mucho menos si uno ve el camino complicado que le tocó hasta tener la copa entre sus manos. El Once Caldas de Colombia pisó fuerte en América y dejó su huella para siempre en la competición de clubes más importante del continente. 

La final se definió desde la tanda de penales

La final se definió desde la tanda de penales

El grupo del Once en la previa no representaba mayor dificultad, estaban Maracaibo de Venezuela, Fénix de Uruguay y Vélez Sarsfield de Argentina. Pero esto cambió una vez que pasaron a octavos, allí los esperaba el Barcelona de Guayaquil, ninguno de los dos pudo sacar ventaja por sobre el otro y terminaron enfrentándose en una definición desde el punto penal. Pasó Once Caldas y empezaba a hacerse fuerte en este tipo de choques. Nunca de favoritos, los colombianos llegaban a las series sin demasiada presiones, en los cuartos de final levantaron la vista y se encontraron con Robinho y el blanco característico del Santos de Brasil. Un 2 a 1 en el global a favor de Once Caldas le dio paso a las semis y a enfrentar a otro duro rival. El São Paulo de Rogeiro Ceni, Diego Lugano y Luis Fabiano parecía ser un obstáculo imposible de pasar, pero no para este equipo colombiano. 

La final era un premio, pero el Once una vez ahí quiso ir por todo. Se enfrentó a Boca Juniors que venía de eliminar a River y de ganar la edición pasada, el panorama volvía a ser difícil, más meritorio sería alcanzar el título. En la ida no hubo goles en La Bombonera, todo se iba a definir en Manizales con el Estadio Palogrande colmado. Colombia estaba pendiente al partido, el apoyo al Once Caldas no solo llegó de parte de sus hinchas, las gargantas se rompieron con el gol de Viáfara desde afuera del área y luego se fueron al descanso con la ventaja. Boca no se quedó de brazos cruzados y empató mediante un cabezazo de Burdisso, la final otra vez igualada y otra vez los penales en el final del camino. 

Todos corren a abrazar a Henao

Todos corren a abrazar a Henao

La definición no fue buena para ninguno de los dos, colombianos y argentinos erraron los dos primeros y luego fue el momento de los dos arqueros para lucirse con tapadas. Abbondanzieri detuvo un penal y Burdisso debía convertir para igualar la serie, no pudo y luego Agudelo puso la definición 2 a 0. Los guantes de Henao impedirían que Cángele convierta y le daría la primera y única Copa Libertadores al Once Caldas. 

Valencia campeón de La Liga 

Una de las mejores temporadas del Valencia fue sin dudas la 2003/04, en aquel año ganó su sexta liga y alzaría también la Copa de la UEFA. La temporada fue buena de principio a fin, cuando cerró la primera vuelta, estaban en la cima y peleando todas las competiciones. El torneo que no pudo conquistar fue la Copa del Rey, se cruzó en el camino con el Real Madrid y este lo despidió en los cuartos de final, aun así esto no modificó gravemente su andar en los otros torneos. De igual manera hubo tropezones que por poco no fueron caídas, visitaron el Santiago Bernabéu y sufrieron un polémico penal que les empató, lo que venía siendo una victoria para recuperar la cima, la perdieron. 

Una temporada soñada para Valencia

Una temporada soñada para Valencia

El golpe los tumbó hasta dejarlos a ocho puntos del líder, puntos que se fueron acortando hasta desaparecer cuando emprendieron seis victorias seguidas, ya nadie pudo voltearlos de la punta de la tabla. El 9 de mayo de 2004 derrotaron al Sevilla FC de visitante y se consagraron campeones de La Liga, al día siguiente los recibieron con una fiesta en Valencia. Diez días después, seguirían los festejos, vencieron al Olympique de Marsella en Suecia y alzaron la Copa de la UEFA, redondeando así, una temporada histórica. 

Grecia campeona de la Eurocopa

El torneo más importante a nivel países de Europa, se jugó en Portugal y el anfitrión era uno de los candidatos a levantar el trofeo. Los lusos tenían en el banco a Luiz Felipe Scolari, el técnico campeón del mundo con Brasil dos años antes, pero de entrada sufrieron el primer golpe de una Grecia desconocida. Los helenos ganaron 2 a 1 y el camino empezaba bien para una selección que participaba por segunda vez en una Eurocopa. 

Grecia campeona luego de vencer a la Portugal anfitriona

Grecia campeona luego de vencer a la Portugal anfitriona

El andar victorioso no quedaría en ese inesperado debut, en el grupo A luego empató con España y perdió con Rusia. Clasificó y empezó a avanzar, en cuartos de final se vieron las caras contra la Francia, campeona y defensora del título. Zidane, Henry, Makelele, Barthez y los demás, no pudieron con una Grecia que con un cabezazo de Charisteas se puso en ventaja y cerró el partido. 

En las semis llegó República Checa y el encuentro se planteó de la misma manera, ser sólidos en la defensa y aprovechar las pocas chances creadas. Así fue como llegó el gol de la victoria en el tiempo extra, los checos dominaron el match hasta que se abrió el marcador a los 104 minutos, Grecia lo volvía a hacer y avanzaba a la final para sorpresa de todos. 

El escenario era ideal para que la selección de Portugal gané su primera Eurocopa. Los dirigidos por Scolari eran los locales y contaban con una de las mejores generaciones de su historia: Figo, Deco, Carvalho y un joven Cristiano Ronaldo buscaban coronarse con la camiseta de su país, pero volvieron a caer ante la revelación griega. Los portugueses dominaron, pero no cristalizaron sus llegadas, para colmo, Charisteas se vistió de héroe, aprovechó un error de Ricardo y cabeceó al arco para poner la final 1 a 0 a favor de Grecia otra vez mediante una pelota parada. Grecia se consagró campeona sin gustar, sin golear, defendiendo mediante un cerrojo ideado por el técnico Otto Rehhagel, resultó tan efectivo que no recibió goles en las fases de eliminación directa. Un campeón que hizo que defender sea un arte. 

Ver más: Los 5 equipos más antiguos del mundo que aun existen 

Esta nota habla de: