Terminó el partido y Xavi, enojado, dejó mal parado a Piqué

Terminó el partido y Xavi, enojado, dejó mal parado a Piqué

Terminó el partido y Xavi Hernández , enojado, dejó mal parado a Piqué en su último partido.

Miércoles 9 Nov 2022

Gerard Piqué tuvo una digna despedida del fútbol activo, fiel a lo que fue su carrera entera: polémico. ¿Por qué? Porque el defensor, que fue suplente en su último partido, contra el Osasuna de visitante, discutió con el árbitro Gil Manzano y se fue expulsado en el entretiempo sin jugar ni un minuto, sin entrar siquiera al campo de juego. Pero esto al parecer no molestó a Piqué, quien sabía que por más "suspensiones" le aplicarán, estas no tendrían efecto, pues ya no volverá a jugar. Sencillo.

Piqué se despidió furioso con el árbitro: "Me cag* en tu put* madre"

Muchos vieron este acto de Piqué, el de intimidar al árbitro con una dura frase "¡Es una put* vergüenza, me cago en tu put* madre!") como una reacción con justicia por el mal arbitraje del colegiado, que perjudicó al Barça con el gol del Osasuna, claramente con una falta en la acción. Sin embargo, Xavi Hernández, el DT del equipo culé, no pensó lo mismo y dejó en evidencia a Piqué.

"Es una victoria tremenda porque lo tienes todo en contra. Las decisiones arbitrales, el gol en contra pronto en un campo difícil y ellos con una intensidad terrible" empezó Xavi tras el partido, descargado ya de tanta adrenalina por el electrizante final con el golazo deb Raphinha. Y siguió: "Hemos sentido injusticia otra vez. Nos hemos sentido perjudicados y por eso la reacción de Piqué y de muchos de nosotros".

Terminó el partido y Xavi dejó mal parado a Piqué

Pero más allá de la comprensión sobre los actos del defensa, lo dejó en evidencia: "Habría participado. Era el primer recambio, lo necesitábamos. Habría participado, sí". Muchos también sienten que esto mancha la despedida de Piqué, de carrera intachable y con futuro presidenciable en el club. Pero repetimos, al propio Piqué no parecer importarle mucho.

Lo que sí quedó una vez más claro es que Xavi Hernández y Piqué no se llevan bien. No lo han hecho en los últimos años de activo del entrenador, cuando era el capitán y líder, y tampoco ahora. En eso Piqué también es fiel: se ha llevado mal con muchos referentes, incluidos Pep Guardiola, Xavi y hasta Lionel Messi, todos emblemas por encima de su propia figura. Todo ha quedado atrás ahora.

De Jong puso un pase fantástico y Raphinha metió el 2-1 del Barcelona

Esta nota habla de: