Fue un fracaso total: "Me arrepiento de jugar en Barcelona"

Fue un fracaso total: "Me arrepiento de jugar en Barcelona"

Jueves 23 Jun 2022

Llegó al FC Barcelona en el verano europeo de 2000 en pleno auge de los clubes gastadores gracias a la Ley Bosman. Junto a otro súperfichaje culé, el holandés Marc Overmars, su compañero de equipo en el Arsenal, la expectativa por ambos era alta, muy alta. Lo suficiente como para arrepentirse pronto. Lo suficiente como para arrepentirse pronto. Emmanuel Petit no tuvo problemas en asegurar en su libro autobiográfico que "Pasar del Arsenal FC al Barcelona fue el mayor error de su carrera". Pero costó 14 millones de euros.

Tras el Mundial que se había disputado en 1998 en su Francia natal y que habían ganado con un gol suyo en la final contra Brasil (3-0), la cotización de Petit subió mucho, y el Barcelona tenía mucho dinero fresco, como 60 millones de euros, por la venta de Luis Figo al Real Madrid.

Por ello decidió emigrar del Arsenal, en donde había llegado en 1997, para probar suerte en el liga española, pero todo fue mal casi desde el principio. Sin hablar español, el llegar a Barcelona su compatriota, el portero Richard Dutruel, le tradujo lo que el DT de ese entonces, el catalán Lorenzo Serra Ferrer, quería de él: "¿Cuál es tu mejor posición en el campo?" fue la pregunta. "Pensé que era una broma" contó Petit en su libro. Pero no. "Enseguida me di cuenta que estaba allí como parte de un plan de Gaspart para que él sea el nuevo presidente del club". 

"El Barcelona estaba podrido"

Petit era mediocampista, pero en el Barcelona fue retirado a la posición de defensa central, algo que no lo benefició: "Si mal no recuerdo, jugué la mayor parte de esos partidos como tercer defensor. Pero eso no era solo lo que estaba sucediendo en el campo, había muchos problemas extradeportivos. El vestuario del Barça estaba podrido por los clanes. Cuando entré a conocer a mis compañeros, la mayoría no me prestó atención ni me saludó. En poco tiempo vi que había tres clanes: los catalanes, los holandeses y los demás. Adiós a la unidad".

Después de esa única temporada 2000-01, Petit pidió salir y regresó a la Premier League, al Chelsea: "Sentí que estaba perdiendo mi pasión por el fútbol y solo quería irme. Era la primera vez que estaba en un club y no quería cumplir mi contrato. Firmé un contrato de cuatro años, pero después de seis meses fui al presidente del club y le pedí que me pusiera en la lista de transferibles. Quizá tuve que haberme ido al Manchester United y jugar en Old Trafford con Roy Keane, Paul Scholes, Ryan Giggs, David Beckham y compañía. Un error por mi parte".

Ver más Nació en Uruguay y fue el ídolo de Zidane: "Me encantaba"

Esta nota habla de: