El surcoreano sorprendió a todos con un vendaje a causa de una curiosa lesión