El equipo de Tite, gana, gusta y golea y su delantero se juntó con un histórico de la selección de Brasil