En búsqueda de estabilidad financiera para los clubes de la Liga de Expansión, la modalidad de premios y castigos deportivos deberá seguir esperando.