El Bayern Múnich tiene una política de refuerzos diferente a la de los demás gigante de Europa