Lautaro Martínez armó una jugada brillante y Julián Álvarez apareció solo para mandar el balón al fondo de la red.