El Barcelona, de Xavi Hernández, dio vuelta el partido ante Porto y se clasificó a los octavos de final de la Champions League con goles de Joao Cancelo y Félix.