Es uno de los fichajes más caros en la historia de la Premier League pero casi no juega en el City.