El delantero argentino no se guardó nada después que Boca le ganó a River con su gol.