En un lindo partido, Francia le ganó a Marruecos y nuevamente disputará una final de la Copa del Mundo