El jugador más importante de Chile da la cara, pero rompe todo