Independiente Medellín clasificó a la fase de grupos de la Copa Sudamericana al derrotar a América de Cali desde el punto penal.