Álvaro Morata habría asegurado en su círculo intimo que se iría del Atlético de Madrid solo si lo echan del club.