El Apache se fue del club rosarino tras seis meses de proyecto: se cansó la política del club