Terminó el partido y los juveniles se agarraron a los golpes.