Le envió un dardo a la leyenda de Portugal.