El Pistolero dejó una huella imborrable para el fútbol uruguayo: ahora irá a Qatar 2022