Fue el último ingreso del FC Barcelona en este intenso mercado de fichajes 2022 y uno de los más complicados.