El defensor cayó mal y fue lo peor de todo