El jugador brasileño habría dado señales para no volver al futbol mexicano luego de la Copa del Mundo