Arrigo Sacchi y los "holandeses"; el mejor Milan de la historia

Arrigo Sacchi y los "holandeses"; el mejor Milan de la historia

El entrenador italiano Arrigo Sacchi dirigió al AC Milan desde 1987 a 1991, se convirtió en uno de los estrategas más ganadores del club y su equipo quedó en la historia del fútbol mundial.

Miércoles 29 Mar 2023
Federico Hernandez
porFederico Hernandez
Redactor egresado de Deportea como Técnico Superior en Periodismo con orientación en Deportes

 El año 1987 fue un momento bisagra en la historia del AC Milan y del fútbol. El presidente electo un año antes, Silvio Berlusconi tenía el objetivo de cambiar la mentalidad del conjunto rossoneri que llevaba siete años sin conseguir un título. El último lo había logrado en 1979 al consagrarse campeón de la liga italiana y para obtener buenos resultados, se fijó en el entrenador del Parma, Arrigo Sacchi quien había eliminado al equipo milanés de la Copa de Italia.

Sacchi no era un hombre muy conocido en el Calcio. Había dirigido a clubes del ascenso italiano, pero al eliminar al AC Milan en el mítico estadio San Siro por 1-0 con el Parma, equipo de menor jerarquía, logró captar la atención de Berlusconi quien lo contrató como DT.

El esquema táctico utilizado por Arrigo, era el 4-4-2 y sus equipos se caracterizaban por marcar en zona, pero el punto fuerte era hacer caer al rival en fuera de juego, adelantando la defensa y presionando.

Arrigo Sacchi, comenzó a dirigir en Milan en 1987.

Arrigo Sacchi, comenzó a dirigir en Milan en 1987.

La primera temporada para el entrenador italiano al frente del AC Milan fue en 1987/88 y no fue fácil debido a que el Napoli de Diego Maradona era el vigente campeón de la Serie A. En su campeonato debut, el equipo de Sacchi peleó hasta el final por el Scudetto contra el conjunto napolitano al que superó por solo tres puntos y logrando el título.

"Inteligencia colectiva y once jugadores activos en todo momento del juego, tanto en defensa como en ataque", era el lema del DT que obtuvo la liga con Franco Baresi en la defensa, los neerlandeses Marco van Basten y Ruud Gullit, los mediocampistas Roberto Donadoni y Carlo Ancelotti junto al portero Giovanni Galli.

A la mencionada dupla de Países Bajos se le sumó un compatriota. Frank Rijkaard reforzó la delantera de Sacchi para ganar la Supercopa de Italia de 1988/89, segundo título del entrenador en rossoneri y el tercero lo obtendría al año siguiente coronándose con el torneo más importante a nivel clubes del viejo continente, la Copa de Europa.

Gullit, Van Basten y Rijkaard la delantera neerlandesa del AC Milan de Sacchi.

Gullit, Van BastenRijkaard la delantera neerlandesa del AC Milan de Sacchi.

El Milan eliminó en la semifinales de Copa de Europa al poderoso Real Madrid tras empatar 1-1 en la ida y golear al conjunto español por 5-0 en la vuelta con goles de Ancelotti, Rijkaard, Gullit, Van Basten y Donadoni

 AC Milan 5-0 Real Madrid - 1988/89 Semifinal Copa Europa

En la final, el equipo italiano se enfrentó al Steaua de Bucarest de Rumania y lo goleó por 4-0 (dos goles de Gullit y dos de Van Basten), para ser el mejor europeo en la temporada 1988/89.

El palmarés de Sacchi siguió aumentando en los años siguientes. Ganó la Supercopa de Europa ante el FC Barcelona y fue el mejor equipo del mundo al vencer al Atlético Nacional de Colombia por 1-0 en la final de Copa Intercontinental 1889/90.

La tercera temporada fue igual de exitosa para el entrenador y el entonces mejor equipo del planeta. Ganaron nuevamente la Copa de Europa, la Supercopa europea y la segunda Copa Intercontinental. Pero el rendimiento fue en declive y la eliminación ante el Olympique Marsella en la Liga de Campeones 1990/91 en la instancia de cuartos de final llevó replantear la continuidad del DT.

En la final, el equipo italiano se enfrentó al Steaua de Bucarest de Rumania y lo goleó por 4-0 (dos goles de Gullit y dos de Van Basten), para ser el mejor europeo en la temporada 1988/89.googletag.cmd.push(function(){googletag.display('interparrafo_5')}); El palmarés de Sacchi siguió aumentando en los años siguientes. Ganó la Supercopa de Europa ante el FC Barcelona y fue el mejor equipo del mundo al vencer al Atlético Nacional de Colombia por 1-0 en la final de Copa Intercontinental 1889/90.googletag.cmd.push(function(){googletag.display('interparrafo_6')});La tercera temporada fue igual de exitosa para el entrenador y el entonces mejor equipo del planeta. Ganaron nuevamente la Copa de Europa, la Supercopa europea y la segunda Copa Intercontinental. Pero el rendimiento fue en declive y la eliminación ante el Olympique Marsella en la Liga de Campeones 1990/91 en la instancia de cuartos de final llevó replantear la continuidad del DT.Arrigo Sacchi ganó ocho títulos con el AC Milan.

Arrigo Sacchi ganó ocho títulos con el AC Milan.

Arrigo Sacchi dejó de dirigir al AC Milan para asumir como entrenador de la Selección italiana desde 1991a 1996. Pero lo realizado en el equipo rossonero, lo posiciona hasta la actualidad como el terecer estratega más ganador con ocho títulos y "revolucionó el Calcio", según Carlo Ancelotti quien posteriormente igualaría a Sacchi al ganar la misma cantidad de trofeos como técnico.

"Arrigo cambió completamente el fútbol italiano, su filosofía, el método de entrenamiento, la intensidad y las tácticas. Los equipos italianos estaban acostumbrados a centrarse en la defensa, nosotros defendíamos atacando y presionado", expresó en una oportunidad Carletto.

¿Cuántos goles anotó Marco van Basten en el AC Milan?

En 1987, la delantera del Milan se reforzó con Van Basten quien llegó procedente del Ajax de Países Bajos. El neerlandés jugó 201 partidos y marcó 125 goles, siendo en dos ocasiones el máximo goleador de la Serie A y además obtuvo tres Balones de Oro (1988, 1989 y 1992). 

Su palmarés con el rossonero está compuesto por tres Scudettos, dos Copas de Europa, dos Supercopas de Europa, dos Supercopas de Italia y dos Copas Intercontinentales. En 1995, Marco Van Basten se retiró en el AC Milan a sus 33 años.

Rijkaard, Van Basten y Gullit: el tridente ofensivo del AC Milan de Sacchi

Ver más: Giuseppe Meazza: la primera gran figura del fútbol mundial

Esta nota habla de: