El día que Ribéry humilló a Messi y lo hizo caer al piso

El día que Ribéry humilló a Messi y lo hizo caer al piso

Viernes 11 Ene 2019

Estamos acostumbrados a ver decenas de jugadas donde Messi deja parados a varios rivales, donde rompe cinturas, donde supera con facilidad a otros jugadores con su velocidad. Sucede casi todos los partidos.

No obstantes, de vez en cuando las cosas se dan al revés, es decir, que Messi es el que cae o es puesto en ridículo por algún rival.

Y eso sucedio en la primer semifinal del choque entre Barcelona y Bayern Múnich en la Champions de 2012-2013. En ese juego, que ganó el Bayern 4-0, Franck Ribéry salió jugando de atrás y tras un fuerte cambio de ritmo, dejó en el piso a Messi, quien intentó sacarle el balón. Fue breve, pero muy feo para el argentino.