"Cristiano llegó al vestuario y nos mirábamos: era muy malo jugando"

"Cristiano llegó al vestuario y nos mirábamos: era muy malo jugando"

Martes 21 Jul 2020

 Cuando Cristiano Ronaldo llegó al Manchester United, Gary Neville iba camino a ser uno de los jugadores más experimentados del equipo. Sin embargo, el defensor se sorprendió por el bajísimo nivel que mostró Ronaldo en las prácticas.

En diálogo con Sky Sports, Gary Neville recordó: "Al principio, en los dos primeros años, era frustrante verle jugar. Muchos en el vestuario lo pensábamos. Era malo, la verdad".

No obstante, Cristiano luego creció a pasos agigantados: "Y, de repente, su fútbol empezó a aparecer. En la temporada 2006-07 fue increíble. Tenía más hambre que nadie, había fuego en su fútbol. Miras esa temporada y todos los aspectos negativos de su fútbol desaparecieron. Su defensa, su regate, sus toques de más... todo se esfumó. Una vez un jugador empieza a marcar 30-35 goles o a dar 15-20 asistencias, lo das todo para él".

En esa misma línea, Neville agregó: "Era uno de los pocos jugadores que reconocía que los trofeos individuales eran importantes para él. Tenía una obsesión con marcar goles, con aplicarse todos los días, con ser el mejor".

Para cerrar, Gary recordó: "Fue subiendo su nivel cada año. No tengo dudas de que querrá seguir jugando y superar los números de Pelé. Quiere ser el mejor de todos los tiempos y a su vez garantizar que los equipos en los que juega tendrán éxito". 

Lo cierto es que Cristiano se transformó en pieza clave de ese Manchester United dirigido por Sir Alex Ferguson y terminó ganando su primer Balón de Oro y su primera Champions League. Luego pasaría al Real Madrid por 96 millones de euros, siendo una de las transferencias más caras de la historia del fútbol. 

Esta nota habla de: