Fue uno de los futbolistas más importantes de los 90 y hoy vive en la miseria

Fue uno de los futbolistas más importantes de los 90 y hoy vive en la miseria

Martes 8 Ene 2019

Deportivamente hablando no fue más que un discreto jugador pero su paso por el fútbol fue tan determinante que se lo podría considerar uno de los grandes de la década de 1990. Hoy y desde hace un tiempo, sin embargo, vive en la miseria y el olvido.

Hablamos de Jean-Marc Bosman ¿Quién fue? Concretamente fue un jugador belga que al intentar un nuevo contrato con su club, cambió todo. En 1990 jugaba para el RFC Lieja de su país y al negociar un nuevo contrato, fracasan y el jugador se ve tentado de ir al USL Dunkerque del ascenso de Francia. No obstante, hasta ese entonces, los futbolistas tenían una cláusula y debía ser pagada por otro club aún si el contrato con el actual club había vencido.

Aunque habían llegado a un acuerdo, el USL Dunkerque no quiso pagar la cláusula de salida de Bosman al RFC Lieja y el futbolista quedó apartado del primero equipo del Lieja. Es decir que al quedar atrapado entre las reglamentaciones vigentes en la época, se quedó sin equipo. Es así que presenta una demanda a la Unión Europea (al organismo del continente, no a la UEFA) contra la Fed. Belga, la UEFA y la FIFA porque decía que estos organismos le habían impedido el traspaso al US Dunquerque.

Como futbolista
fue un desconocido,
pero su caso cambió
al fútbol a lo que es hoy

Tras varios años de batalla legal (esto comenzó en 1991), Bosman ganó el caso y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea con sede en Luxemburgo y fecha 15 de diciembre de 1995, dictó sentencia en la cual declaraba ilegales las indemnizaciones por traspaso y los cupos de extranjeros cuando se aplicaran a ciudadanos de la Unión Europea (UE).

¿Qué significó esto? Que ahora todos los equipos de Europa podían contratar la cantidad de extranjeros que quieran sin necesidad previa de pagar ningún cláusula (hasta ese entonces siempre cada equipo tenía un máximo de 3 extranjeros). Además todos los jugadores se declaraban libres de negociar con nuevos clubes cuando su actual contrato entraba en los últimos seis meses de vida. Un ejemplo actual es Rabiot, que vence su contrato en junio de 2019 y ya puede negociar como libre con el club que quiera.

Por otra parte, Bosman fue el menos beneficiado por su propia demanda: le pagaron una indemnización de 350 mil dólares pero ya ningún club quería contratarlo tras su impresionante triunfo judicial. Jugó en otros clubes chicos de Bélgica y desapareció del mapa, hasta que se supo que estaba en la bancarrota. Incluso fue a prisión por agredir a una novia en 2011.