Fueron a jugar a 4000 metros por la Libertadores y terminó con respirador

Fueron a jugar a 4000 metros por la Libertadores y terminó con respirador

Viernes 6 Mar 2020

 El Sao Paulo tuvo un debut amargo en la Copa Libertadores 2020 al caer 2-1 de visitante frente al modesto Binacional de Perú. El club inca hizo valer su localía en la altura de la ciudad de Juliaca, una localía al borde del rio Titicaca, en el sur del país, cerce del límite con Bolivia.

Esta situación fue muy desfavorable para los jugadores brasileños que, en algunos casos, debieron usar respirador artificial como asistencia tras le partido. Así fue el caso de Bruno Alves. 

El defensa salió a los 85 minutos por Hernanes y no aguantó los casi 4000 metros de altura de Juliaca en donde está ubicado el estadio Estadio Guillermo Briceño Rosamedina.

Esta nota habla de: