"Le dedico este título a mi padre, a quien hicieron desaparecer"

"Le dedico este título a mi padre, a quien hicieron desaparecer"

Martes 11 Dic 2018

 Juan Fernando Quintero, gloria de River Plate y el fútbol colombiano, tiene una fuerte historia de vida. Tenía dos años la última vez que 'vio' a su padre, ya que según y como ha dicho, no lo recuerda. El 1° de marzo de 1995, Jaime Enrique Quintero, de apenas 23 años, parte para unirse al Ejército Colombiano, y a partir de ese día nunca más se supo de él: "Lo desaparecieron", contó Juanfer a un medio colombiano Los Informantes, y agregó: "Quería averiguar porque fue algo muy difícil; sufrió mucho mi madre, sufrieron mucho mis tíos y hoy en día lo siguen sufriendo".

Tal y como dijeron fuentes del Ejército, Jaime fue expulsado al poco tiempo de unirse a la Brigada VII que estaba ubicada en el Municipio de Carepa, en Antioquia, siendo asignado al Batallón Voltígeros, región a la que llegó en avión.

Los motivos de la expulsión tuvieron como argumento que Jaime Enrique consumía drogas y tenía mal comportamiento y, que a raíz de ello, fue enviado en un autobus a Medellín de regreso, pero nunca llegó y más nada se supo de su paradero.

"Donde quiera que esté, él sabe que mi corazón también está con él. No lo conocí, pero siento que lo que soy hoy también es por él", compartió Juanfer.

Su hermana Silvia continúa con la búsqueda, ella asegura que el bus de la empresa Sotaurabá que traía a Jaime Enrique fue interceptado a la altura del puente de Mutata, en el Urabá Antiqueño, por hombres del comandante paramilitar Carlos Castaño.

El padre de Juanfer Quintero jugó hasta los 19 años en Atlético Nacional, al queda embarazada Lina María Paniagua, su esposa, debió abandonar rápidamente para buscar un trabajo que le garantizara dinero, motivo por el cual se alistó en el ejército, de donde nunca más regresó.