"Messi y yo fuimos los mejores en 2005 y mira dónde estoy yo ahora"

"Messi y yo fuimos los mejores en 2005 y mira dónde estoy yo ahora"

Viernes 17 Ene 2020

El Mundial Sub-20 de 2005 jugado en Holanda fue la primera gran consagración de Lionel Messi a nivel personal. El argentino ya había debutado un tiempo atrás en el Barcelona y en este torneo prometía mucho, aunque increíblemente en el debut frente a Estados Unidos, que fue derrota de Argentina, Messi empezó en el banco.

No obstante, a partir del segundo partido Leo empezó a mostrar todo su potencial, consagrándose campeón, goleador con seis tantos y dos asistencias y siendo premiado mejor jugador del torneo. Pero más allá de Messi, hubo otro juvenil y del equipo anfitrión, que también destacó. Se llamaba Quincy Owusu-Abeyie.

Para quienes no lo conocen, Quincy es de origen ghanés, selección a la que decidió representar de adulto, pero en ese torneo jugó para su Holanda natal y estaba señalado como una de las grandes perlas por la prensa de Europa. Anotó solo un gol pero desplegó un gran fútbol, como velocidad y fuerza. En ese entonces despuntaba en el Arsenal, donde estuvo entre el 2002 y 2006, aunque no pudo terminar de convencer.

Años más tarde, en la temporada 2010-2011 ya jugando para el Málaga español fue entrevistado y no ocultó extrañar la performance que tuvo en aquel torneo de 2005: "Estando en el Arsenal juega un Mundial Sub-20 con Holanda en el que Messi y usted son los mejores" le recordaron y el ghanés respondió que "Sí, y mira dónde estamos cada uno ahora... [con risas]".

Quincy se crió en el difícil barrio de Biljmermeer, en Ámsterdam, rodeado de drogas y delincuencia: "No había ningún Ronald de Boer en nuestro barrio que nos dijera: 'Con el fútbol tienes futuro'. Mis modelos a seguir fueron los que generaban dinero allí, los hombres de la calle manejando en horribles coches" cuenta.

"Todavía sueño con
ese momento, con ese
torneo, hoy en día"

Sobre por qué nunca más jugó en el nivel que tuvo en el Mundial Sub-20, Owusu-Abeyie simplemente dijo: "Todavía sueño con ese momento, con ese torneo, hoy en día. Ahí jugué como nunca, era mi mejor versión, espero algún día volver a jugar así de manera continua. ¿Por qué no seguí igual? No es fácil, no es fácil responder... Yo sigo confiando en que llegue algún día, intento escalar y volver a ese nivel".

Acabada su carrera futbolística, el bueno de Quincy se volcó a la música y ahora se hace llamar "Blow" y es rapero: "Ahora que estoy lanzando mi primera mezcla en solitario, quiero mostrarle al mundo: 'Este soy yo'. Esto es lo que estoy haciendo ahora. Y espero enorgullecer a la gente del vecindario. Primero, como futbolista y ahora como artista". ¿Lo logrará?

Ver esta publicación en Instagram

Friday 17.01.20 "New Chapter"

Una publicación compartida de BLOW "Quincy Owusu Abeyie" (@itsblowmusic) el


Esta nota habla de: