"Cuando era chico comía una vez por día, no me molesta no jugar"

"Cuando era chico comía una vez por día, no me molesta no jugar"

Lunes 18 Nov 2019

Para muchos futbolistas no jugar o no ser tenido en cuenta en el club donde "juega" puede transformarse en una situación límite, algo más que un mal trago. Para otros, sin embargo, son circunstancias del momento que hay que saber pasar. Este es el caso del Héctor Herrera.

El volante mexicano llegó esta temporada al Atlético de Madrid con todo el ánimo de poder triunfar en el difícil fútbol español. Sin embargo, hasta el momento jugó poco y nada, pero no desespera y así lo analizó en una entrevista con "Marca".

"De chico comía una
vez al día pero gracias
al fútbol tengo todo"

"Es complicado, pero estaba preparado para cualquier tipo de escenario, jugara o no, y para ser paciente. A mi edad he pasado ciertas dificultades que hoy en día me han hecho estar preparado para cualquier tipo de circunstancia. Soy consciente de que lo único que me va a hacer ganar mi lugar o ser tenido en cuenta es el trabajo".

Para Herrera no ser titular no es claramente un problema cuando recuerda su complicada infancia en México: "Siempre lo enfrenté como un reto, que tenía que sufrir un poco para poder merecer más adelante. Pensaba: ¿por qué voy a estar mal o enojado todo el tiempo si tengo que estar preparado para cuando llegue la oportunidad? En su momento, por ejemplo, comía una vez al día. Hoy, gracias a Dios, puedo comer y ofrecer lo mejor a mi familia".

Esta nota habla de: