"Todos los chicos pagaban por jugar, él no tenía dinero pero jugó"

"Todos los chicos pagaban por jugar, él no tenía dinero pero jugó"

Viernes 6 Sep 2019

A horas de debutar con la selección mayor de Brasil, el nombre de Vinicius suena con fuerza en la concentración del combinado sudamericano, en especial en São Gonçalo, Río de Janeiro, donde el delantero del Real Madrid nació: "No era normal la fuerza con la que disparaba siendo tan pequeño" cuenta su padre.

Tan bueno era Vinicius Jr de chico que sus padres lo llevaron a la escuela de fútbol más cercana que tenían, en Río. "Su padre me decía que lo tenía que ver y menos mal que lo vi. Pese a compartir el nombre de Flamengo, la escuela no pertenece al club. Aquí se paga por jugar al fútbol. Él era distinto, no tenía dinero y su calidad me pedía que hiciese una excepción. Su familia era muy humilde y yo entendí que esto era una señal" cuenta su descubridor, Carlos Abrantes Cacau.

"La primera vez que tocó
el balón sentí una
sensación especial"

"La primera vez que tocó el balón sentí una sensación especial. El regate es el mismo que vemos ahora, pero en un chico de seis años. Sabíamos que no podía jugar con gente de su edad y le subimos de categoría. Cuando escucho que no es goleador yo digo que siempre ha sido el artillero de todos sus equipos".

Cacau cuenta que "Flamengo siempre le quiso y fue duro al principio porque su casa está a 145 kilómetros de la ciudad deportiva. Cogía muchos autobuses hasta llegar, pero le daba igual porque tenía el fútbol grabado en su cabeza" y así fue como Vinicius, con persistencia, llegó hasta el primer equipo del Flamengo, para luego dar el salto al Real Madrid y ahora la selección.