Diego Costa y su historia como vendedor en Paraguay

Diego Costa y su historia como vendedor en Paraguay

Lunes 29 Oct 2018

 Diego Costa es uno de los mejores delanteros que tiene el fútbol europeo. El goleador del Atlético de Madrid no tuvo una infancia dura ni sufrió hambre pero desde pequeño supo lo que era el sacrificio.

En una entrevista con El País, Diego cuenta: "Yo no quería jugar al fútbol, solo quería ganar dinero para mis cosas. Con 14 años nos fuimos con la familia a São Paulo y recuerdo que mi hermano ya empezaba a salir de fiesta. Trabajaba y tenía dinero para sus cosas. Mi padre me daba algo pero no era suficiente y a veces yo no salía porque no podía invitar a una chica a comer, me daba vergüenza que tuviera que pagar ella".

Por eso, el goleador decidió buscar la forma de tener su dinero: "Empecé a trabajar pronto: me iba a la frontera con Paraguay a buscar mercancía de marcas falsas para luego venderla en el centro comercial. Mi madre siempre me dice que pasamos algunas dificultades, pero mi padre siempre trabajó para darnos lo que necesitábamos".

Para finalizar, el Lagarto, explica su estilo de juego, al que se lo reconoce por ser combativo: "En el campo me peleaba con todos, no podía controlarme, no tenía respeto por el contrario. Pensaba que había que matarse. A los chicos que tienen formación en el fútbol base se les enseña a controlarse y a respetar a los demás. No he tenido una escuela donde me enseñaran eso".