Pateó 3 veces al arco en todo el torneo, metió 3 goles y es campeón de Europa

Pateó 3 veces al arco en todo el torneo, metió 3 goles y es campeón de Europa

Sábado 1 Jun 2019

Divock Origi ya bien podría ir pidiendo que le hagan una estatua en Liverpool. Quizá en el centro de la ciudad o en la entrada del estadio Anfield Road, según el belga pida. ¿Por qué? Porque es sin dudas el héroe inesperado de este Liverpool campeón de la Champions que le dio la llave a la final y en la final le dio la Orejona en mano al conjunto inglés.

Los datos dicen que Origi casi nunca fue titular en esta Champions League con Liverpool y apenas jugó en 8 partidos a lo largo de la campaña. No obstante apareció como nunca en la revancha de semifinales frente al Barcelona, partido donde arrancó desde el principio para anotar dos goles, el 1-0 y el 4-0 que dio la clasificación del Liverpool a la final.

Ya en esta final, Origi volvió a arrancar desde el banco en el estadio Metropolitano- Allí entró a los 58 minutos para reemplazar a Firmino y un rato más tarde, tras pasar la avalancha del Tottenham, atrapó un balón y puso el 2-0 que aseguró, ahora, la sexta Champions al club rojo del norte de Inglaterra.

Lo loco es que Origi solo pateó tres veces al arco en el torneo, esas tres veces que terminaron al fondo de la red, dos contra al Barça y ahora contra el Tottenham.