Perdieron el clásico y casi terminan a las trompadas

Perdieron el clásico y casi terminan a las trompadas

Lunes 18 Mar 2019

 El clásico de Milán tuvo goles, tensión y... peleas entre compañeros.

En el minuto 69', con el resultado en 3 a 1con el gol de Lautaro Martínez recién anotado, Gennaro Gattuso decidió sustituir al volante Frank Kessie por Andrea Conti. Decisión que no le gusto al marfileño que, mientras salía, escupió una catarata de insultos si receptor particular.

Una vez en el banco de suplentes, Lucas Biglia le pidió que se calmara lo que hizo que el volante se enfureciera aún más y casi terminen a las piñas. Tuvieron que ser separados por varios compañeros.

Luego del partido, con el ánimo bajo pero el clima más calmo, ambos jugadores se disculparon entre sí por la situación, pero más que nada por la imagen que dieron al público.

"Por el nerviosismo del partido me he dejado ir. Pido perdón a mis compañeros, al club y a los aficionados", se disculpó Kessie que probablemente sufra una sanción de oficio por parte de Gattuso o de la dirigencia.