De protestar en calzoncillos, a ser el nuevo 9 de España

De protestar en calzoncillos, a ser el nuevo 9 de España

Viernes 15 Mar 2019

 Jaime Mata no vale 50 millones, no ha jugado en clubes grandes, tampoco viene de tener una seguidilla de temporadas jugando al máximo nivel, se trata de un jugador que a sus 30 años, y con apenas una temporada en primera, logró que Luis Enrique lo cite a la selección española.

"La convocatoria de Mata es un homenaje a todos esos futbolistas que vivíamos el fútbol modesto con la ilusión de poder llegar y no pudo ser", sostuvo Camacho.

Su boom en el fútbol lo empezó hace un año, cuando gracias a sus goles el Valladolid ascendió a primera. Tras ello firmó para el Getafe, sin saber que sería la estrella de un equipo que está conformando su mejor performance en primera (4° con 45 puntos en 27 fechas). Lleva 13 goles y es sin lugar a dudas una sorpresa, de hecho él no se lo esperaba: "Creo que mi convocatoria es el premio al trabajo de todo el equipo. Sin la ayuda de ellos hubiera sido imposible. Estoy deseando el momento de empezar a entrenar a las ordenes de Luis Enrique. Ni en el mejor de los sueños pensaba que pudiera llegar a la selección. Estoy muy contento por haber llegado hasta aquí", reveló.

Mata se forjó en el ascenso, la peleó mucho, y siempre fue uno de los jugadores que ante injusticias o reclamos, estaba primero para defender lo suyo y a los suyos. Llegó a bajarse los pantalones para protestar cuando un ex equipo suyo, el Pegaso, llevaba 4 meses sin cobrar, en una clara muestra de que ha vivido muchas y llega bien forjado a la selección, donde buscará ganarse un lugar.