Ribery y su sufrimiento de pequeño por la cicatriz

Ribery y su sufrimiento de pequeño por la cicatriz

Viernes 12 Oct 2018

 Cuando tenía apenas dos años, Franck Ribery sufrió un accidente automovilístico que le arruinó el rostro. Su cabeza golpeó contra el parabrisas y fue llevado al hospital, donde le dieron 100 puntos de sutura. Esa cicatriz fortaleció su personalidad.

"Eso fue lo que me dio este carácter y esta fuerza. Porque cuando eres chico y tienes una cicatriz como esta, no es fácil. La forma en la que las personas te ven, las críticas. Mi familia sufrió por esto. Adonde sea que iba, la gente siempre me miraba. Y no porque era buena persona, no porque mi nombre es Franck, no porque era bueno para jugar fútbol, sino por la cicatriz", confesó la figura del Bayern Múnich en dialogo con Canal+.

Para cerrar, el francés expresó: "La gente que habla sobre vos son padres (de otros niños), es muy cruel. Sufrí mucho pero jamás fui a llorar a un rincón".